LA DESPENSA

HIERBAS AROMÁTICAS


Albahaca: 
Una de las hierbas aromáticas que más se utiliza en la cocina italiana y para salsas como por ejemplo la salsa pesto, aunque lo cierto es que puede echarse en casi todos los platos de pasta que cocinemos. Es un tipo de hierba que aunque podemos utilizar seca, es quizás al utilizarla fresca cuando le podemos sacar mejor partido a su agradable sabor.





Laurel: 
Que se puede utilizar en forma fresca o seca, para dar sabor a caldos, salsas y pescados. Por lo general las hojas se retiran antes de servir el plato. Es quizás una de las hierbas aromáticas secas más comunes y que seguro que alguna vez has tenido, o tienes en casa, ya que resulta esencial para platos como unas buenas lentejas por ejemplo.






Perejil: 
Otra hierba aromática aunque en este caso se trata de una fresca. Es muy común en los platos de cocina mediterránea y podemos utilizarlo en todo tipo de pescados, al horno por ejemplo , o para platos tan sencillos como una simple tortilla. Por otro lado cabe añadir que tiene muchas vitaminas, A, B1, B2, C y D y que cuenta también con un uso medicinal y de hecho el perejil se suele utilizar por sus propiedades diuréticas. Si has ido a comprar al mercado alguna vez, seguro que te lo han regalado ya que es muy común y permite que condimentemos nuestros platos para que queden mucho mejor.




Cilantro: 
Las semillas son menos picantes que las hojas, dulces y con un leve sabor a limón. Las hojas frescas se utilizan para dar sabor a ensaladas, arroces y para decoración de platos. En muchos países se utiliza como el perejil aunque sobretodo podemos encontrar su presencia en la cocina mediterránea, india, latinoamericana, china y del sureste asiático. Los frutos de esta hierba aromática se utilizan secos y de hecho en la cocina india es uno de los ingredientes indispensables en la elaboración del curry. Se utiliza moliendo o aplastando esos frutos.




Romero: 
Es mejor utilizarlo como hierba aromática seca ya que aunque algunas personas cocinan con romero fresco, cabe señalar que suele dejar un sabor bastante amargo. Es una hierba aromática muy apropiada para todo tipo de carnes asadas, cordero y pescado. Además también tiene propiedades medicinales y de hecho está recomendado para las afecciones hepáticas y digestivas.






Tomillo: 
El tomillo es una hierba similar al romero, en la cocina se suele utilizar para todo tipo de carnes, sopas y guisos, además de poder combinarse también en platos como el pollo al horno por ejemplo. También podemos encontrarlo utilizado como aromatizante de aceites y vinagres o para adobos o salsas. Se lo llama el antibiótico de los pobres. Está recomendado en infecciones de las vías respiratorias, para calmar la tos. Y además estimula la circulación capilar.




Evita mantener los ajos en zonas húmedas y mucho menos en el frigorífico. Esto lo que hace es reblandecerlos y propiciar que se pudran con más rapidez, así que termina con la tradicional forma de conservar ajos en el cajón de las verduras de tu nevera. Busca siempre un sitio oscuro y seco para guardar tus ajos, estas son las condiciones esenciales que necesitan para conservarse de forma correcta. Verás como te duran mucho más sin pudrirse y además conservarán todas sus propiedades. Busca un conservador de ajos. Estos recipientes, creados de forma especial para mantener la calidad del ajo, son la mejor opción para conservarlos adecuadamente. Un pequeño tarro de cerámica con agujeros que permiten mantener el ajo seco y oscuro, pero conservados con algo de aire para que no se sequen. Si quieres crearte tu propio conservador, busca una bolsa de papel. Pon dentro los ajos, ciérrala y mantenla siempre en un sitio seco.
Una última opción, no tan recomendable ya que no mantienes el ajo en su estado natural, pero sí que es buena para mantener el ajo y que dure más tiempo sin estropearse. Debes limpiar los dientes de ajos y cocerlos. Una vez estén blando, introdúcelos en un recipiente que taparás con aceite de oliva.




cúrcuma

Día a día, la cúrcuma es consumida bajo el nombre de E100, como colorante alimentario que se añade a quesos, mantequillas, batidos y mostazas. Pero la cantidad es tan pequeña que apenas se nota en su sabor. La cúrcuma es uno de los ingredientes del curry en polvo, dándole su color amarillo característico. La cantidad adecuada es una cucharadita de postre combinada con otras especias como la pimienta, por ejemplo. La cúrcuma en la cocina es ideal para cualquier plato de pasta, arroz, sopas, legumbres, salsas, ensaladas, verduras hervidas o rehogadas, etc. Y en todos aquellos platos en los que tu consideres que puede quedar bien. Puedes utilizar la cúrcuma también en platos de pescado y huevos. Queda excelente con pollo al curry o para pinchos de pescado. Lo puedes utilizar para sustituir al azafrán ya que la cúrcuma es más barato, aunque el sabor es diferente. Puedes hacer salsas añadiendo una cucharada rasa de cúrcuma. Para acostumbrarte a su sabor aromático es aconsejable que lo utilices de forma progresiva.






Jengibre:
Es ideal para combatir náuseas y vómitos, estimula el apetito y tiene efecto carminativo, es decir, impide la formación de gases intestinales. Se emplea para aromatizar sopas, salsas y cremas (dulces o saladas).







Clavo:
Además de mejorar las digestiones, es antiséptico y analgésico bucal y por ello es ideal para calmar el dolor de muelas. Se suele utilizar en pastelería y también para escabechar pescado.










Comino:
Previene la acidez del estómago y evita el estreñimiento y los gases. Puedes usarlo para condimentar legumbres, verduras, carnes y pescados.











Hinojo: 
Normalmente se consumen sus hojas pero sus semillas son consideradas una especia. Facilitan la digestión y pueden añadirse a los pasteles.









Ambientar la casa con una fragancia agradable incide directamente sobre nuestro bienestar y el de nuestra familia. Podemos ambientar la casa de manera natural sin tener que recurrir a los ambientadores comerciales que, además de ser caros, están formulados con esencias artificiales químicas que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.  Los ambientadores artificiales reproducen los aromas de las hierbas aromáticas; para ambientar tu casa de manera natural utiliza directamente las hierbas aromáticas secas. Además de ser barato y ecológico muchas de estas hierbas (hisopo mentolado, lavanda, menta,) repelen mosquitos y polillas.

Mete hierbas aromáticas secas en pequeñas bolsitas de algodón o lino.
Puedes hacer las bolsitas o comprarlas ya hechas. Un buen truco es aprovechar calcetines desparejados para hacerlas. Lo importante es que sean de un tejido que transpire, como el algodón. Reparte las bolsitas con las hierbas aromáticas por cajones, armarios y estanterías para aromatizar y ambientar tu casa. Reemplaza las hierbas de las bolsitas al menos una vez al año. Para ambientar tu casa selecciona las hierbas aromáticas según la fragancia y los beneficios que quieras obtener: la albahaca es refrescante y tranquilizante, el cilantro es muy aromático y perfumado, el hisopo mentolado repele los insectos, el laurel tiene una fragancia dulce y tonificante, la lavanda es muy perfumada y eficaz contra las polillas, la menta es refrescante y repele los insectos…